Cada dia que pasa, el mundo camina, sonríe, fluye con la vida y la gran verdad que se esconde en todo ello es que para que este pueda realizar tal movimiento, cada alma que camina debe probar cada cosa sin que nada ni nadie diga nada al respecto.

José Álvaro Mora García.